Protelec Empordà

Climatización
y ventilación.

Esta sección juega un papel relevante en el planteamiento de cualquier proyecto. Muchas veces imperceptible, pero esencial. De hecho, sería prácticamente imposible alcanzar el confort general sin tener en cuenta el control de la temperatura y la humedad.

Dummy Image
Dummy Image

Sistemas según las necesidades del usuario.

  • Desde 2007, según el Código Técnico de la Edificación (CTE), es obligatoria la renovación del aire mecánica 24 horas para nuevas construcciones y rehabilitaciones en zonas de ocupación. El concepto de ventilación con recuperador de energía es un sistema de alta eficiencia energética que garantiza la renovación homogénea del aire.

    ¿Cómo funciona este sistema? Compuesto por una sola unidad que reúne tanto los ventiladores como intercambiadores de aire y el control. El aire nuevo entra en el sistema a través de una boca de aire situada en el muro exterior del edificio. Los intercambiadores de calor utilizan la energía geotérmica para precalentar o enfriar el aire procedente del exterior. Después, la unidad de ventilación recupera hasta el 95% de la energía del aire y la devuelve al aire nuevo. Por último, los canales del sistema de distribución de aire aportan de manera óptima el aire nuevo adaptandolo a las necesidades de cada estancia. Este sistema está diseñado de tal manera que evita la conexión directa entre estancias. Todos los conductos de aire van directamente de la caja distribuidora a las estancias.

    ¿Cuáles son los beneficios del sistema de renovación VMC? En primer lugar influye en nuestra salud. Impide la entrada de sustancias nocivas mediante unos filtros. Filtra y aporta oxígeno nuevo, expulsando al exterior el aire viciado (baños y cocinas). Otro beneficio tiene que ver con la estética. Se trata de una sola unidad que recoge todo el sistema. Se integra en cuaqluier tipo de diseño; los únicos componentes visibles son las discretas entradas y salidas de aire. Un último factor a tener en cuenta es el ahorro energético.

    ¿Cómo contribuye al ahorro energético? Recuperación de calor: las unidades de ventilación incluyen un intercambiador de calor a contracorriente; es decir, permiten transferir al aire fresco la energía térmica del aire usado de salida. Esta transferencia térmica se hace mediante unas placas delgadas de plástico. La recuperación de calor es hasta el 95%, por lo tanto, se puede lograr un ahorro energético de hasta el 50%. Optimización de la humedad: El intercambiador entálpico optimiza la humedad relativa del aire en un edificio. Así se evita la sequedad excesiva (invierno) o el exceso de humedad (verano). Se condensa vapor de agua del aire que es absorvido por una membrana. La humedad y el calor recuperados pasan al aire fresco de entrada sin que se produzca un intercambio de olores o micobrios. Bypass de verano: La mayoría de las unidades de ventilación están equipadas con una derivación de verano. Esta función permite desviar el aire de entrada para que no pase por el intercambiador de calor y así evitar que el aire de entrada, previamente enfriado por el colector geotérmico, se caliente por culpa del aire de salida.

  • Una de las mejores soluciones para la climatización global y la producción de agua caliente sanitaria (ACS). Reune en un solo sistema y una sola fuente de energía todas estas necesidades. Una opción compatible cuando se combina con los sistemas fotovoltaicos.

    Los sistemas aerotérmicos funcionan muy bien cuando las demandas de temperatura no son extremas (tanto para clima, calefacción como ACS). Es un sistema que se ve afectado por las condiciones exteriores, así que es importante tener cuidado con tal de dimensionar correctamente los equipos y la ubicación de los mismos.

    Aunque se puede utilizar un solo equipo aerotérmico para la climatización y la producción de ACS, en muchos casos, lo más recomendable es el uso de equipos autónomos para la producción de ACS. Compresor incorporado con gas R-134 y descarga directa de calor en el interior del depósito (evitando el doble intercambio). Para la climatización es interesante utilizar sistemas interiores a baja temperatura como la radiación. En lo que tiene que ver con piscinas o jacuzzis, es preferible la instalación de bombas de calor específicas y no depender de la aerotermia que realiza la climatización.

  • Existen diferentes opciones dentro de los equipos generadores de biomasa. Estufas decorativas, hidroestufas, calderas de pellets o calderas de leña.

    Las estufas decorativas pueden utilizar biomasa en forma de pellet o leña. Por lo general se ubican en las estancias comunes de la vivienda para repartir el calor de forma homogénea.

    Las hidroestufas y calderas se componen de un generador central que reparte el agua caliente hacia radiadores o producción de ACS. Es común almacenar los pellets o virutas de madera en silos.

    Este sistema suele ser más recomendable en zonas próximas a la obtención de la propia biomasa (KM0). Para su buen funcionamiento, todos estos equipos requieren de mucho más mantenimiento y limpieza que otros sistemas de calefacción.

  • Se divide en dos grandes sectores: el gas y el gasóleo. En ambos casos, los equipos para calefacción y ACS son ampliamente conocidos y se utilizan tanto en pisos como en grandes instalaciones.

    Los equipos de gasóleo ya no se emplean en nueva construcción. Algunas de las razones son la contaminación y su impacto medioambiental, así como el espacio que ocupan los equipos y depósitos de combustible. Sí que se siguen vendiendo equipos para reposición.

    Los equipos de gas (caldera mural) se siguen utilizando en las viviendas de pisos debido al reducido espacio que ocupan, su versatilidad para producción de ACS y calefacción, así como su módico precio. También se siguen vendiendo como reposición para equipos existentes. En aplicaciones más industriales como lavanderias, hoteles, colegios, también se utilizan los generadores a gas para su gran demanda de producción de ACS.

  • Por la física termodinámica, los sistemas de climatización por radiación son los más confortables para las personas. Eso es debido a la ausencia de movimientos de aire y la respuesta de nuestro cuerpo al efecto de las ondas electromagnéticas de las superficies que nos rodean. Los sistemas de radiación se pueden utilizar por suelo, techo o pared; cada uno tiene sus ventajas. Todos pueden funcionar indistintamente tanto para calor como para refrescamiento.

    ¿Cómo funciona este sistema? El agua se calienta o se enfría para, posteriormente, hacerla circular por tuberías plásticas que se distribuyen uniformemente por suelo, pared o techo. La posibilidad de aprovechar la capacidad de acumulación y distribución uniforme de calor o frío permite trabajar con temperaturas de agua más bajas para la calefacción y más altas para refrescamiento. Así se optimiza la eficiencia de calderas y bombas de calor y se reduce el consumo de energía.

    Las superfícies radiantes por suelo se adaptan tanto en áreas pequeñas como en viviendas residenciales, oficinas, naves industriales, edificios públicos o plantas de producción. La instalación es rápida y sencilla. Las superfícies radiantes por techo funcionan mejor cuando se combinan con falsos techos en el interior de los edificios. Esta última opción, es más adecuada para espacios poco concurridos, donde se necesita una respuesta más rápida tanto para calefacción como refrigeración.

    Los sistemas de radiación requieren de un control optimizado para el principio del electromagnetismo. Por eso, es muy recomendable instalar regulaciones de temperatura adaptados a estos principios físicos. No utilizaríamos termostatos o controles que midan solamente las temperaturas del aire (como termostato de ambiente).

    Para los sistemas de refrescamiento en zonas de alta humedad, se requiere la instalación de deshumificadores. Así se evita la condensación en las superficies radiantes. Al controlar de manera independiente la temperatura y la humedad, no solo evitamos la condensación sino que, además, aumentamos el confort.

  • Es el sistema más utilizado para calefactar y refrigerar todo tipo de estancias, viviendas y oficinas. Los equipos pueden estar ocultos en falsos techos, con salidas de rejillas o bien, como equipos vistos (tipo split).

    ¿Cuáles son las ventajas de la climatización por aire? La principal ventaja es la velocidad de los equipos en climatizar los espacios. En seguida percibimos los resultados. Por otro lado, el coste suele ser bastante económico en comparación a otros sistemas de climatización. Por su consumo de electricidad, es compatible con producciones fotovoltaicas.

    ¿Cuáles son los inconvenientes de la climatización por aire? A diferencia de la radiación, los sistemas por aire son los menos confortables para las personas debido a que el movimiento del aire es una causa de disconfort. No climatiza de forma homogénea y genera ruido, a mayor o menor grado. Con este sistema la temperatura no se puede separar de la humedad. Al refrigerar dismiunimos el tanto por ciento de humedad, sin control de la misma.

    En los sistemas de aire acondicionado mediante conductos es muy importante dimensionar y hacer el cálculo correcto de conductos y rejillas de impulsión/retorno, para homogeneizar el aire y así ayudar al confort y minimizar los ruidos.

About us

Protelec fue fundado en el año 1977, dedicando sus servicios al suministro de sistemas para instaladores e industriales de toda la provincia de Girona.

Actualmente, Protelec ofrece guía y suministro en todas las necesidades de un edificio pasivo. Cuenta con servicios de cálculo, diseño, presupuesto y servicio técnico propios.

Contact us

Avinguda de Palafrugell, 13
Mont-ras 17253, Girona

protelec@protelec.es

972 30 35 38

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad